DATOS OCULTOS POR LOS CDC

Información e imagen extraídas de TIERRA PURA (link al artículo original al final).


Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) están utilizando un sistema de vigilancia pasivo para controlar las lesiones causadas por las vacunas durante el intenso despliegue de la vacuna covid-19. 

Según estudios anteriores de los CDC, este sistema de vigilancia a distancia, el Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés), capta menos del 1% de las lesiones causadas por las vacunas. Para empeorar las cosas, estas lesiones graves se notifican semanas, y muchas veces, meses después de que se produzca la lesión por la vacuna. Los datos que llegan a los CDC no están actualizados.

Lea también: Esto se llamaría ‘canibalismo médico’: Fetos abortados están siendo usados en las vacunas covid dice investigadora

Los CDC utilizan este sistema de vigilancia pasiva para minimizar la relevancia de las lesiones causadas por las vacunas, y para presentarlas como un acontecimiento raro. De este modo, los CDC están manipulando los datos para que las lesiones por vacunas parezcan minúsculas en comparación con las complicaciones de una infección adquirida de forma natural.

Los CDC están subestimando los datos de seguridad de la vacuna Covid-19 sobre anafilaxia y otras reacciones alérgicas

Nunca antes se habían administrado tantas dosis de vacunas con tanta rapidez. Para cuando los datos de lesiones por vacunas llegan al VAERS, se habrán administrado muchos millones de dosis más, que incluyen miles de lesiones más. En consecuencia, las recomendaciones de los CDC sobre las vacunas se basan en datos de hace semanas que pueden ocultar más del 99% de las lesiones causadas por las vacunas.

Los CDC están utilizando el VAERS para ocultar intencionadamente los índices de lesiones por vacunas en tiempo real, para poder mejorar la percepción pública de la seguridad de las vacunas y así poder poner millones de dosis en los brazos de la gente.

Este enfoque despreocupado de la seguridad de las vacunas causó un problema en la vida real en California. El 13 de enero, las autoridades sanitarias de California retuvieron 330.000 dosis de la vacuna covid-19 de Moderna. La clínica de vacunas del estadio Petco Park de San Diego informó de un grupo de reacciones alérgicas a la vacuna de Moderna. 

El problema llevó a los CDC a publicar un informe semanal de morbilidad y mortalidad sobre la vacuna covid-19 de Moderna. Los CDC extrajeron datos del VAERS obtenidos semanas antes, entre el 21 de diciembre de 2020 y el 10 de enero de 2021. El informe puso el foco en la anafilaxia, una reacción alérgica potencialmente mortal tras la vacuna covid-19 de Moderna.

Lea también: Médicos advierten ahora de daños permanentes y eventos cardiovasculares tras la vacunación con Covid

Después de que se planteara y analizara este problema de salud, los CDC permitieron a las autoridades sanitarias de California seguir adelante y volver a lanzar las 330.000 dosis de la vacuna de Moderna de todos modos. El informe del VAERS encontró que la anafilaxia estaba asociada a la vacuna de Moderna, pero los CDC decidieron que el evento adverso no se estaba produciendo a un ritmo alarmante. 

Aunque los datos del VAERS sobre la anafilaxia ya estaban subinformados, los CDC tuvieron que eliminar hasta el 90% de los casos para cumplir los criterios de Brighton sobre la anafilaxia. A pesar de que la tasa de anafilaxia se diluyó en un 90 por ciento, los CDC dieron luz verde a la vacuna Moderna ¡aunque la tasa de anafilaxia distorsionada seguía siendo el doble de la tasa media aceptada para la vacunación!

En la tercera semana de enero de 2021, el VAERS había informado de 329 muertes y casi 10.000 otras lesiones, una pequeña muestra del daño total que se está produciendo en la población.

Los CDC ocultan al público los datos sobre lesiones por vacunas

Estas lesiones por vacunas en la base de datos del VAERS no se abordan adecuadamente ni se extrapolan para compensar los errores generalizados de notificación de datos que son el resultado de depender de los sistemas de vigilancia pasiva de las lesiones por vacunas. Muchas lesiones por vacunas en la población de edad avanzada se omiten en la base de datos debido a los sistemas de codificación hospitalaria manipulados; asimismo, a menudo se desaconseja o no se tiene en cuenta la notificación de lesiones por vacunas. 

Muchos médicos no buscan lesiones por vacunas ni las notifican porque no creen que sean reales. Los CDC dicen ahora al público que la fiebre, los escalofríos, la sudoración profusa, los dolores y la fatiga después de la vacunación son el resultado del sistema inmunitario del individuo. Esta es ahora la coartada para encubrir la gravedad de las lesiones causadas por las vacunas: A las víctimas se les dice que su propio sistema inmunitario causó la lesión de la vacuna.

En lugar de utilizar los vagos datos del VAERS para ocultar los daños generalizados causados por las vacunas, los CDC podrían utilizar sistemas de notificación en tiempo real que controlen de forma más eficaz los daños causados por estas vacunas. Los CDC podrían extraer más datos sobre la seguridad de las vacunas del Vaccine Safety Datalink (VSD), un sistema que la agencia ya gestiona. También podrían extraer datos de la base de datos V-safe, un sistema creado específicamente para evaluar la seguridad de las vacunas contra el covirus 19. 

Lea también: Otra muerte sospechosa: Enfermero italiano muere días después de aplicarse la vacuna de Pfizer

La base de datos V-safe pide a los receptores de las vacunas que informen directamente de cualquier efecto secundario mediante una aplicación para teléfonos móviles. En lugar de utilizar estos datos críticos, los CDC deciden ser imprecisos, informando sobre menos del 1 por ciento de las lesiones causadas por las vacunas, al tiempo que proporcionan informes de hace semanas que no tienen en cuenta por muy frecuente que sea la lesión causada por la vacuna.

Curiosamente, estos dos sistemas de vigilancia más precisos son mantenidos en privado por los CDC; su contenido no está disponible para el escrutinio público. De este modo, los CDC se han convertido en un peligro para el consentimiento informado integral, ya que se coacciona al público para que haga cola y se someta a inoculaciones de terapia genética experimental, sin importar el costo para su salud personal.


Los CDC están ocultando al público datos críticos sobre la seguridad de la vacuna Covid

EXTRAÍDO DE: https://tierrapura.org/2021/02/04/el-cdc-esta-ocultando-al-publico-datos-criticos-sobre-la-seguridad-de-la-vacuna-covid/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s