SESGO DE CONFIRMACIÓN

En la década de 1960, el psicólogo cognitivo Peter Cathcart Wason realizó una serie de experimentos con los que demostró que las personas tienden de forma natural a buscar información que confirme sus creencias existentes. Lamentablemente, este tipo de sesgo puede impedirnos mirar las situaciones objetivamente. También puede influir en las decisiones que tomamos y llevarnos a hacer elecciones deficientes o defectuosas.

Extraído del artículo https://www.psicoactiva.com/blog/consiste-sesgo-confirmacion/

Básicamente y sintetizando, mediante un sesgo de confirmación:

  • Buscamos de forma selectiva aquella información (aunque no sea real o la única) que confirme o refuerce algo que ya pensamos.
  • Damos más valor a información o hechos que apoyen opiniones previamente establecidas (por el simple hecho de que esa información refuerza nuestra creencia en relación a un tema en particular, desechando o restando importancia a otra que pueda “comprometer” nuestras creencias previas).

Esta “herramienta” de implantación / filtración de creencias en nuestra mente afecta a todas las áreas de nuestra vida: en nuestras finanzas, salud física y mental, en lo que percibimos de la política (y de los políticos), en el procedimiento científico… Y aquí vamos a detenernos un instante, ya que esto es clave y genera un impacto directo en nuestra salud.

No puedo referirte a estudios que “demuestren” lo siguiente, pero quizás puedas estar de acuerdo en que el sesgo de confirmación interviene en la interpretación de cualquier estudio científico que refuerce por ejemplo, un medicamento, un tratamiento, un diagnóstico, etc. Mejor, te planteo la siguiente cuestión:

¿Crees que los científicos puntúan los estudios que relatan hallazgos que concuerdan con sus creencias previas de manera más favorable que aquellos estudios que no encajan con esas creencias previamente establecidas que seguramente lleven implantadas e interiorizadas años en sus mentes?. Yo podría pensar que sí (no siempre o con mala intención, simplemente la mente de un científico “trabaja” igual que la tuya o la mía).

Me imagino que debe ser complicado, después de años de formación en la Universidad, postgrados, máster, trabajo en diferentes organizaciones, trato con otros “colegas” de profesión, conferencia con el “gurú” del sector, etc., no reforzar en un estudio científico aquello que llevamos décadas dando por simplemente… “válido” o lo mejor, ¿no?.

En diferentes conferencias y artículos, el Dr. Alberto Martí Bosch (no es un “chamán”, es Licenciado en Medicina y con gran experiencia en oncología) explica los beneficios de tratar de forma conjunta (tratamiento tradicional + “alternativo”) el cáncer.

Lo primero que puedes pensar es: ¡No, por Dios!. ¡El cáncer es algo demasiado serio como para poder si quiera pensar que algo “alternativo” puede ayudar!. Esto es un claro ejemplo de sesgo de confirmación. Nadie está debatiendo si el cáncer es o no algo grave, por supuesto que lo es. Nadie está negando o restando importancia a un tratamiento “convencional” mediante (por ejemplo) quimioterapia. Pero exactamente de la misma forma y tal como plantea el Dr. Alberto Martí Bosch, ¿por qué no suplementar con vitaminas y una dieta apropiada el sistema inmune mientras una persona lucha contra el cáncer?

El sesgo de confirmación no sólo hace que reforcemos “a cualquier precio” un creencia previa, sino que aún peor, puede hacer que obviemos otra información cuyo impacto es de vital relevancia en nuestras vidas. No se trata de elegir una terapia u otra, se trata de saber discernir sobre toda la información y utilizar todo el potencial, ¿no?. Si el fin es ayudar y mejorar la vida de las personas, el sesgo de confirmación versus generar criterio objetivo puede resultar vital en la aplicación del mejor protocolo. Y esto (de forma subjetiva), creo que por desgracia no es lo habitual…

Si estás interesado en conocer más acerca del trabajo del Doctor Alberto Martí Bosch, te facilito una conferencia que realizó hace unos años (existe mucho material en la red):

https://www.youtube.com/watch?v=JdSn5OnGCEs

Volviendo al hilo de este artículo, actuar según el sesgo de confirmación no tiene porqué ser algo siempre negativo, por lo menos mientras estemos en lo cierto (no hay nada de malo en tener sesgo de confirmación acerca de los beneficios de beber agua y mantener una dieta natural equilibrada, ¿no?). La solución tampoco creo que esté en demonizar o cuestionar sin ningún criterio absolutamente todas las “certezas”. Más bien es un ejercicio de auto responsabilidad sobre nuestras vidas.

Por lo que he podido leer en diferentes artículos de psicología, existen básicamente 2 “corrientes” que explican porqué utilizamos continuamente el sesgo de confirmación:

  • Teoría motivacional: la más común, y la que explica expresiones del estilo: “tú solo crees en lo que quieres creer”. O la que asocia “etiquetar” a un individuo por ser quién es, trabajar dónde trabaja, relacionarse con determinada parte de la sociedad, etc.
  • Teoría de cognición: algo más sutil, no es tanto porque decidamos en qué creer, sino por una falta de información y conocimiento al simplemente no realizarnos preguntas que puedan contradecir o “comprometer” nuestras creencias, o también y lo que la refuerza aún más, no tener inquietud o interés por buscar nueva información.

A continuación, te facilito un trabajo realizado sobre: LAS TEORÍAS DE LAS EMOCIONES Y SU RELACIÓN CON LA COGNICIÓN: UN ANÁLISIS DESDE LA FILOSOFÍA DE LA MENTE. Cuadernos de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales – Universidad Nacional de Jujuy, Argentina.

https://www.redalyc.org/pdf/185/18551075001.pdf

Concluyendo con el estudio (no he podido encontrar el informe del mismo) citado arriba y realizado hace 3 décadas por Charles Lord en la Universidad de Princeton, terminó con la conclusión que explica que no importaba mucho la naturaleza de la evidencia, sino las creencias (sesgo) de las personas (en lo que creen previamente). El estudio básicamente juntaba a dos grupos de personas, el grupo 1 a favor de la pena de muerte, el grupo 2 en contra de la pena de muerte. Se les mostró evidencias sesgadas que reforzaban su creencia (posicionamiento) previa, y obviamente, las personas en contra de la pena de muerte se volvieron más firmes cuando les mostraron información a favor de esta ley, y viceversa.

Para terminar, te facilito el artículo dónde explica con más detalle el estudio, las teorías y qué es el sesgo de confirmación.

https://www.bbc.com/mundo/vert-fut-38887920

Un comentario sobre “SESGO DE CONFIRMACIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s